Warning: A non-numeric value encountered in /home/aurapsic/public_html/marionafuster.com/wp-content/themes/mariona-theme/functions.php on line 5704
Esto ya tendría que estar superado

Esto ya tendría que estar superado

Cuántas veces, en consulta, he oído esta afirmación. Y qué respondo yo: pues que es cierto, que ya es hora de pasar página. Que no puede doler después de un mes, después de seis meses, después de un año, después de cinco años, después de diez años… ¡Eso ya debería estar superado! Ha caducado. Porque el tiempo todo lo cura, y además hay que tener una actitud positiva. Hay que ver el vaso medio lleno. Si te quedas en el dolor es porque quieres, porque te gusta la actitud de víctima. ¿Qué os parece? Definitivamente, knocked out. Si uno quiere añadir dolor al dolor, no hay más que tirar de estas frases simples y sencillas para que la persona que sufre sienta, además, todo el peso de la culpa. Retomemos. Cuando alguien me plantea que su dolor debe ya estar superado, me pregunto, cuántas veces el entorno, con mejor intención o menor atención le habrá enviado este mensaje. Pero la verdad es que el tiempo no todo lo cura y mantener la mente positiva no siempre es posible. La reparación no es un proceso que se da sin más. La reparación requiere tiempo, pero además de tiempo, comprensión. Requiere muchas veces de la mirada de un ‘otro’ compasivo, de un ‘otro’ que me abrace y me sostenga. De un ‘otro’ cuidador. Vivimos en una sociedad individualista, que nos pide que no seamos frágiles y que no seamos demandantes. Que no seamos dependientes. Que seamos autosuficientes y a ser posibles indestructibles. Y que si estamos derrumbados, tengamos la decencia o bien de aislarnos, o bien de no mostrarlo en público....
La mort invisible / La muerte invisible

La mort invisible / La muerte invisible

La mort invisible. Aquest era el tema de la taula redona del programa Dues Voltes de IB3, presentat per Neus Albis, del día 24 de febrer, i en el que em van permetre participar com a representant del Col.legi de Psicologia de les Illes Balears. Una capçalera que ho diu tot quan parlem de les morts per suicidi. No tenim les dades actualitzades (per què?), les darreres son les de 2013, i son alarmants. És la primera causa de mort no natural, per davant dels accidents de tràfic i es la primera causa de mort entre els homes de 24 a 35 anys. A Espanya es van registrar 3870 suicidis, la xifra més alta desde que es fan les estadístiques. Les Illes Balears es la cuarta Comunidad que més casos contava, amb 104 morts. 81 homes i 23 dones. Si sabem ademés que cada mort per suicidi afecta a una mitjana de unes altres 6 persones de l’entorn (parella, mare, pare, fills, germans, predins, amics). Si sabem ademés que per cada persona que ho consuma, unes altres 20 ho intenten. Si sabem que entre el 70-90% tenien un diagnóstic de salut mental, i únicament 1/3 part estava rebent tractament específic. Si sabem ademés que hi ha una infradetecció de la incidencia real del suicidi. Ens podem fer una lleugera idea de la magnitud del problema i cal demanar als responsables polítics que donin una resposta contundent. Any rera any fan campanya expressant la intenció de fer-ho, però lo cert és que no hi ha Espanya, ni a la nostra Comunitat, cap pla de prevenció ni estrategias integrals per abordar...
TLP: Una historia de superación

TLP: Una historia de superación

Esta es una historia real. Es el relato de una mujer fascinante y a la que admiro. Diagnosticada de TLP hace tres años, nos cuenta cómo ha sido su camino de vuelta a la vida. Un mensaje de esperanza para todas aquellas personas que sufren, en silencio o a voces, una enfermedad tan incapacitante y dolorosa. “Tengo 30 años, estoy casada, soy mama de una niña preciosa menor de 6 años y  me considero una superviviente del Trastorno Límite de la Personalidad (TLP). DIAGNÓSTICO Mi historia no va muy lejos de otra historias. He estado viviendo con esta dolencia muchos años. De hecho me costó mucho aceptar que me acompañaría mucho más tiempo de lo que me imaginé. Después de dar muchas vueltas y mucho sufrimiento llegué a urgencias por un intento de suicidio. A raíz  de esto me derivaron a psiquiatría, de psiquiatría a una Psicóloga  y de la Psicóloga a otra Psicóloga donde me hicieron unos tests y finalmente mi diagnóstico fue TLP. MI HISTORIA ANTES DE SER DIAGNOSTICADA Mi vida era un absoluto caos, mucho sufrimiento, dolor causado a mi entorno, mi inestabilidad emocional, mis idas y venidas entre el cielo y el infierno, llanto y sonrisa, todo en cuestión de minutos. Mis días no se separaban en días malos y días buenos sino que era en cuestión de segundos; rabia, odio, amor… sin un punto intermedio. Aquello era peor que estar en una montaña rusa de sentimientos, desbordándome en cada día, cada minuto de mi vida. Hasta que no pude más. La convivencia era tan horrible…, no había paz. Entonces quise poner fin a mi vida, quién podría ser feliz...

LA PERFECCIÓN INALCANZABLE

‘Lo mejor es enemigo de lo bueno’; ya lo sentenció Sigmund Freud. No con poca frecuencia nos encontramos con personas (o somos nosotros mismos) que sufren intentando llegar a un ideal de perfección, que como ideal es inalcanzable y, como tantos ideales, se puede convertir en una fuente de frustración más que en un impulsor de la conducta. Es innegable que el desarrollo personal, en cualquiera de los campos que uno se pueda imaginar de su propia vida, es positivo y enriquecedor. Ponerse cada día una meta un poco más elevada nos lleva a escalar grandes cimas, pero no pocos se quedan agotados en el intento o que bien, aun llegando a la cima, no se encuentran satisfechos. Porque el sentimiento de haber hecho algo ‘perfecto’ es tan efímero que se necesita más… Es imposible ser el mejor, por mucho que estemos acostumbrados a vivir en un sociedad que pone notas y hace rankings. Ser el mejor, sigue siendo algo relativo y cambiable, dependiente de los ojos de quien lo mira o de quien lo evalúe. Del mismo modo, lo es el ser perfecto/a. Es de las primeras lecciones que aprendes en filosofía y con Platón: el círculo perfecto solo existe en el mundo de las ideas, en nuestra cabeza. Pero por el motivo que sea nos negamos a ello y seguimos enfrascados en una batalla perdida. Detrás de esta búsqueda infinita se encuentra la desagradable sensación de no ser ‘suficientemente bueno’. Y claro, si uno no es suficientemente bueno, ¿quién me va querer?  Esta necesidad de aprobación de los demás, esta necesidad de admiración de los demás, de...
14 mitos sobre el suicidio

14 mitos sobre el suicidio

SUICIDIO; DÉMOSLE VOZ Y VISIBILIDAD A LAS VÍCTIMAS Hoy se celebra el día mundial de la Prevención del Suicidio. El suicidio es la primera causa de muerte no natural en España. A nivel mundial la cifra de muerte supera las 800.000 personas. Cada 40 segundos una persona pierde la vida por este motivo, una persona lo intenta cada 3 segundos. Es una cuestión de salud pública de primera magnitud, pero la estigmatización hace que quede silenciado. Con la ayuda de todos, y necesariamente, la implicación de la Administración, podemos tender una mano. El apoyo social es un factor protector esencial para su prevención. No le demos la espalda! 14 Mitos sobre el suicidio “MITOS SOBRE EL SUICIDIO” recogidos por Alejandro Rocamora en Intervención en crisis en las conductas suicidas y que explican muchas creencias erróneas sobre este tema. Mito 1. El que se quiere matar no lo dice. Criterio equivocado pues conduce a no prestar atención a las personas que manifiestan sus ideas suicidas o amenazan con suicidarse. Criterio científico: De cada diez personas que se suicidan, nueve de ellas dijeron claramente sus propósitos y la otra dejó entrever sus intenciones de acabar con su vida. Mito 2. El que lo dice no lo hace. Criterio equivocado ya que conduce a minimizar las amenazas suicidas las que pueden ser consideradas erróneamente como chantajes, manipulaciones, alardes, etc. Criterio científico: Todo el que se suicida expresó con palabras, amenazas, gestos o cambios de conducta lo que ocurriría. Mito 3. Los que intentan el suicidio no desean morir, sólo hacen el alarde. Criterio equivocado porque condiciona una actitud de rechazo a quienes atentan...
Síndrome Postvacacional: volver a la rutina

Síndrome Postvacacional: volver a la rutina

Durante esta semana he realizado varias entrevistas con diferentes Medios de Comunicación para hablar sobre el famoso Síndrome Postvacacional. Es una tema estacional de estos que ocupan espacio por estas fechas en la parrilla de los noticieros. La verdad que he sentido que hablar de ello me enfadaba. Me asaltaban preguntas como; ¿no habrá noticias realmente importantes en esta época del año para estar hablando otra vez de esto? ¿por qué esto sí es noticia y no el aumento del número de suicidios de año en año o la importante medicalización de la sociedad por falta de psicólogos en la sanidad pública? ¿por qué no tiene la misma repercusión? Lo más curioso del caso del Sd. Postvacacional es que no aparece como trastorno en ninguna clasificación internacional de enfermedades, que se encargan de poner nombre a cualquier desviación de lo que es considera ‘normal’. Será que lo que llamamos por Síndrome Postvacacional no es más que eso, un proceso normal de adaptación tras un periodo de vacaciones, al cual también nos hemos tenido que adaptar. Puede suceder que, efectivamente, tras las vacaciones y ante la anticipación de volver a la vida “activa” haya personas que sufran síntomas de irritabilidad, cansancio, fatiga, dolores físicos, apatía, que afecten a su vida familiar y/o a su vida laboral. Probablemente tenga más que ver con su situación en el trabajo, y ya le costara levantarse para ir a trabajar, que por el mero hecho de haber tenido unas vacaciones. No es fácil tener que levantarse todos los días para ir a un trabajo en el uno no se siente motivado, donde siento que me...